Gritos y susurros



Producción 2013 de la Compañía de Teatro El Ghetto. Gritos y susurros es el primer proyecto escénico de Agustín Meza que tiene como premisa, realizar una versión teatral sobre un material cinematográfico. Originalmente, Meza tenía la intención de llevar a escena Persona de Ingmar Bergman, pero finalmente, decidió por Viskningar och rop (Gritos y susurros), un extraordinario guión cinematográfico escrito por el propio Bergman, con ciertos atisbos en Las tres hermanas de Antón Chéjov.

Gritos y susurros narra los últimos días de vida de Agnes, una mujer que padece cáncer y está siendo cuidada por sus hermanas Karin y María y la sirvienta Anna.

María y Karin son dos hermanas que acuden a la casa familiar para acompañar a su otra hermana, Agnes, que agoniza a causa de un cáncer de matriz. Agnes ha llevado una vida sencilla y sigue soltera, viviendo en la casa de sus padres tras la muerte de éstos. Se interesa por el arte y la religión, confesándole sus inquietudes al pastor luterano Isak y a su propio diario. Además cuenta con los cuidados de su sirvienta, Anna, una mujer que tras sufrir la muerte de su hija, vuelca sus esperanzas en Dios y desarrolla un estrecho vínculo afectivo con su ama. Las tres hermanas habían estado muy unidas durante la infancia pero han ido perdiendo el contacto y la capacidad de demostrarse cariño.

En la historia se descubren también las personalidades de María y Karin. Mientras que Karin sufre por encontrarse atrapada en un matrimonio que ella misma desprecia, María parece una mujer superficial y caprichosa que no tiene inconveniente en traspasar los límites morales impuestos ni se preocupa verdaderamente por quienes la rodean.

Tras la muerte de Agnes, las otras dos hermanas se separan sin haber llegado a establecer una comunicación fructífera y despiden a Anna, quien secretamente se queda con el diario de Agnes; y al final nos lee una declaración de Agnes, satisfecha por los momentos de felicidad que había vivido.

En 2013, la Compañía de Teatro El Ghetto realizó una propuesta escénica muy afortunada en la Sala 12 del Museo de la Ciudad de Querétaro. Recinto cultural que se transformó en el espacio ideal para su escenificación. La propuesta ofrecía un riguroso y consistente trabajo actoral, que era acompañado por la música en vivo del violonchelista Felipe Aguilar, quien ejecutó piezas de Johann Sebastian Bach. La puesta fue iluminada con 50 cirios y un fresnel.

Gritos y susurros contó con el apoyo del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes, el Instituto Queretano de la Cultura y las Artes, y el Museo de la Ciudad de Querétaro. La puesta obtuvo una gran respuesta del público. Realizó una temporada muy exitosa, de 69 funciones, con llenos totales. A nivel nacional participó en: 1er Festival de Teatro en San Miguel de Allende, TEATRAL 2013 (San Miguel de Allende, Guanajuato); XXXIV Muestra Nacional de Teatro (Durango, Durango); II Festival de Artes Escénicas (Texcoco, Estado de México); y Festival Cultural Querétaro 2013 (Querétaro, Querétaro).


Crítica        Testimonios del público         Ficha Técnica         Galería         Video         Spot         Créditos

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Facebook

Twitter Updates

Proyecto apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes